Un gato sin pelo

Hace unos días fuimos al café de los gatitos.
Estábamos muy emocionadas porque conoceríamos a Dobby, el gato que no tiene pelo.
En cuanto entramos y nos sentamos, Dobby saltó sobre Regina y se acomodó entre sus piernas.
Luego de un rato vino a sentarse conmigo. Resultó ser un gatito muy cariñoso y juguetón. Adora que lo acaricien.

V.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: